sábado, 21 de octubre de 2017

Plástico, producción, vida y destino – Un asunto ambiental

El plástico es un material omnipresente en el mundo actual; desde los envoltorios de los productos comestibles hasta ciertas partes de las naves espaciales. Su producción ha crecido exponencialmente en las últimas seis décadas, al igual que los desechos. Todo esto ha comenzado a generar un gran problema ambiental que debe ser resuelto. Sin embargo, para poder lograrlo, primero es necesario conocer la magnitud del problema, es decir, la cantidad de plástico que se genera y se desecha cada año y las alternativas que se tienen para solucionarlo, sin renunciar a los beneficios que este material aporta a la humanidad. Tres investigadores de la Universidad de California y de la Universidad de Georgia, presentaron el primer análisis global de toda la producción masiva de plástico hecha por la humanidad. El análisis, también incluye proyecciones del futuro de la producción y destino de los plásticos hasta el año 2050 [0].

Baquelita - El nacimiento de un nuevo material


Objetos hechos de bakelita, exhibidos por la
Sociedad Americana de Química.
Aunque ya se conocían compuestos plásticos antes del siglo XX -como el celuloide-, el plástico como lo conocemos actualmente tuvo su origen en el laboratorio del químico estadounidense Leo Hendrik Baekeland (1863-1944). Por aquellos años, de principios del siglo XX, se estaban buscando materiales de revestimiento que suplantaran a la goma laca y a los barnices de aceite. Varios investigadores intentaron resolver este problema, entre ellos Adolf von Baeyer, ganador del premio Nobel de química en 1905, quien había intentado sintetizar algún material a partir de un fenol y un aldehído, sin tener éxito. Baekeland se dio cuenta de que los experimentos realizados por sus colegas no eran sistemáticos ni rigurosos; así que, con ayuda de sus asistentes, llevó a cabo una serie de experimentos variando la presión, temperatura, el tiempo y cualquier otra variable que pudiera relacionarse al momento de la síntesis. Finalmente, en 1907, logró crear un polímero de condensación, al cual llamó Baquelita. Este material sólo podía formarse a una temperatura y presión precisas; era la combinación de un fenol con un formaldehido. Sin embargo, Baekeland no dio a conocer a la Baquelita hasta que ésta pasara por una serie de pruebas rigurosas, que le aseguraran la versatilidad y aplicabilidad que se estaba buscando. El anuncio de la invención de la Baquelita lo hizo en 1909, en el Club de Química en Nueva York [1]. A pesar de su descubrimiento, el auge de los materiales plásticos tuvo que esperar hasta finalizar la segunda guerra mundial.

Plásticos actuales


Los principales plásticos que se usan actualmente se obtienen a partir de hidrocarburos, los cuales son compuestos orgánicos formados por átomos de carbono e hidrógeno. Los monómeros, que son las moléculas más simples, son los principales precursores de los plásticos actuales, entre ellos, el etileno y propileno. Sin embargo, estas moléculas no son biodegradables, y esta es la principal razón por la que se produce la acumulación de plásticos. Si bien, el aumento de la producción de plásticos comenzó al finalizar la Segunda Guerra Mundial, para 1960 los desperdicios plásticos representaban el 1% del total y en 2015 alcanzó el 10%.

jueves, 29 de junio de 2017

¿Cuándo se formó Júpiter?

En la imagen se muestra un acercamiento del planeta Júpiter tomado por el Telescopio Espacial Hubble el pasado mes de Abril. Durante años se ha estudiado la formación del sistema solar y para ello se ha recurrido a modelos predictivos computarizados, que han mostrado que Júpiter debió de haberse formado muy temprano en la vida del sistema solar. Sin embargo, nunca se había datado con mediciones directas la edad del planeta. Júpiter está compuesto de un núcleo sólido rodeado por una enorme atmosfera gaseosa proveniente de la nebulosa gaseosa que dio origen al sistema solar. La primera parte de Júpiter en formarse debió ser su núcleo, que posteriormente permitió atrapar con su fuerza gravitacional el gas de la nebulosa. Durante la formación del sistema solar se creó lo que se conoce como el disco de acreción. Este disco de materiales sólidos y gaseoso es el que daría forma a los planetas. Se sabe que durante este período, y dentro de este disco, existieron dos reservorios de meteoritos de características diferentes y que permanecieron separados espacialmente durante la formación del sistema solar. Thomas S. Kruijer y sus colaboradores del Instituto de Paleontología de la Universidad de Münster en Alemania, analizaron estos meteoritos de hierro; midieron las cantidades de isotopos de tungsteno y molibdeno que poseían, con lo cual pudieron determinar que el núcleo de planeta Júpiter creció hasta un tamaño aproximadamente de 20 veces la masa de la Tierra dentro del primer millón de años de vida del sistema solar. Posteriormente, en los siguientes 3 a 4 millones de años de vida del sistema solar, la masa de Júpiter alcanzó 50 veces la masa de la Tierra. Estas mediciones concuerdan con los modelos predictivos de que Júpiter, además de ser el planeta más grande del sistema solar, fue el primero en formarse y que gracias a esto; Júpiter actuó como una barrera efectiva contra el transporte de materia hacia el interior del disco de acreción; lo cual explica porque no existen Super-Tierras [planetas rocosos similares al planeta Tierra pero con varias veces la masa terrestre] en el sistema, que si han sido observadas en la gran mayoría de los sistemas planetarios que se han encontrado actualmente.

Imagen de NASA, ESA y A. Simon.

REFERENCIA

Kruijer, T. S., Burkhardt, C., Budde, G., & Kleine, T. (2017). Age of Jupiter inferred from the distinct genetics and formation times of meteorites. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201704461.

viernes, 23 de junio de 2017

Las abejas y la sociabilidad

Existe una gran variedad de especies de abejas y entre estas especies existen aquellas que viven de manera aislada y otras que viven de forma grupal, pero la especie Lasioglossum albipes [que se observa en la imagen] es una especie que es capaz de vivir de ambas maneras. La investigadora Bernadette Wittwer de la Universidad de Melbourne, en Australia y sus colegas de Israel y Estados Unidos, estudiaron los receptores sensoriales en las antenas. Encontraron que las abejas que vivían de manera solitaria tenían menos receptores que las abejas que vivían de manera sociable. A pesar de que los sistemas de comunicación han sido bien estudiados en diferentes tipos de animales, su interés estaba en estudiar cómo estos sistemas de comunicación evolucionan durante la transición entres las vidas solitarias y grupales. Su estudio demuestra que las diferencias en la producción y percepción de señales están fuertemente ligadas con los cambios en el comportamiento social de las abejas.

Imagen de Sam Droege

REFERENCIA

Wittwer, B., Hefetz, A., Simon, T., Murphy, L. E., Elgar, M. A., Pierce, N. E., & Kocher, S. D. (2017). Solitary bees reduce investment in communication compared with their social relatives. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201620780.

miércoles, 14 de junio de 2017

El destete y los isótopos de calcio

En la imagen se muestra un molar “de leche” perteneciente a un humano. A partir del esmalte de la corona se tomaron una serie de muestras [los orificios] para medir la proporción de isótopos de calcio [átomos de calcio con un mayor número de neutrones en su núcleo] presentes en el esmalte. El estudio fue realizado por el investigador Théo Tacail y sus colaboradores franceses y muestra que la proporción de isótopos de calcio presentes en los dientes puede ser usada como un biomarcador [substancia utilizada para establecer el estado biológico de un ser vivo] para la reconstrucción de las prácticas de destete de los humanos prehistóricos y de los homínidos.  Los investigadores muestran que la variabilidad de los isótopos está asociada con la duración del periodo individual de la lactancia. Los investigadores para poder probar su hipótesis, recolectaron 150 micromuestras del esmalte de 51 dientes “de leche” a partir de 12 humanos modernos diferentes, de los cuales conocían su historia dietética. También, recolectaron 9 muestras de esmalte de molares permanentes. Con esto pudieron medir y reconstruir la proporción de isotopos de calcio desde el desarrollo en el útero hasta los primeros meses del desarrollo posnatal. Con lo que vincularon el periodo de transición entre la nutrición dentro de la placenta al de la dieta de un adulto, el cual refleja el periodo de amamantamiento experimentado por cada infante.   

Imagen de Théo Tacail.

REFERENCIA

Tacail, T., Thivichon-Prince, B., Martin, J. E., Charles, C., Viriot, L., & Balter, V. (2017). Assessing human weaning practices with calcium isotopes in tooth enamel. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201704412.

domingo, 4 de junio de 2017

I. El Grupo ETC y El Activismo Anticiencia: Prohibir la Nanotecnología

“El miedo siembre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”
Tito Livio 

En la actualidad, existen grupos dedicados a promover el miedo y la desinformación respecto a las nuevas tecnologías. Buscan desinformar de su seguridad, los métodos, los protocolos y los resultados de las investigaciones científicas. Para ello, distorsionan la evidencia científica, mienten respecto a la ausencia de protocolos, crean conspiraciones y tergiversan los propósitos de las investigaciones. Su objetivo no es el de proteger a las personas basándose en preocupaciones legítimas, o en la propuesta realista de soluciones a estas inquietudes, sino el de crear un miedo generalizado hacia las nuevas tecnologías y, con ello, prohibir la investigación científica y el desarrollo.

Los integrantes de estos grupos suelen presentarse como expertos de las tecnologías que critican, pero en su gran mayoría carecen de la formación básica en cualquiera de ellas, lo cual queda evidenciado en las acusaciones que hacen. Sin embargo, estas agrupaciones cuentan con una amplia difusión en medios de comunicación electrónicos y tradicionales, así como un fuerte respaldo económico. Se aprovechan de la falta de divulgación de los científicos a la hora de comunicar el proceso y los resultados de sus investigaciones. Pero aún más cuestionable, es el apoyo que han recibido de parte de instituciones públicas como la UNAM para difundir sus acusaciones y mensajes de miedo y prohibición hacia la investigación científica. 

En este primer artículo se mostrará cómo el Grupo ETC, que tiene su origen en los Estados Unidos, desde el comienzo de su activismo dentro de México ha buscado prohibir la investigación científica. Los primeros ataques hacia la tecnología se enfocaron en la Nanotecnología, y son los que se abordan en este primer artículo. Pero el deseo de prohibir las investigaciones por parte del Grupo ETC se ha extendido a las ramas más nuevas de la investigación científica al pasar los años.

El Grupo ETC y El Neoludismo 


El Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración, Grupo ETC [1] está conformado por 19 miembros, de los cuales sólo dos de ellos tienen alguna formación científica; el resto lo forman  periodistas, comunicadores, licenciados en derecho o sin formación alguna. En el año 2003, en una carta titulada: La nanotecnología y el Príncipe Precautorio [2], acusaron a los investigadores del campo de la nanotecnología de no tener protocolos de investigación. Para apoyar su argumento, se hicieron eco de las preocupaciones expresadas por el Príncipe Carlos de Inglaterra tras la lectura de un informe realizado por el mismo grupo:

"El Príncipe Carlos tiene razones para ser precavido. A pesar de un cuarto de siglo de trabajo sobre nano partículas en laboratorios, los científicos de todo el mundo fracasaron en establecer un criterio común de protocolos de investigación para la seguridad de los trabajadores." [2]

Fig. 1| "El lider de los luditas" en un grabado

 de 1812 donde se muestra a Ned Ludd, supuesto

 líder del movimiento.
En tres líneas, y sin aportar evidencia alguna, generalizaron el trabajo y los resultados obtenidos de todos los investigadores del mundo y de todas las investigaciones publicadas por los mismos. En la misma carta, Pat Mooney -quien es el Director Ejecutivo del Grupo ETC- aseguró que el objetivo de la nanobiotecnología es el de remplazar a los trabajadores, y que esta tecnología no es necesaria:

"El autoensamblaje molecular es lo que la materia viva ya hace, y lo hace muy bien. No se necesitan mini microrrobots. La ciencia está fusionando lo bio y lo nano en la nanobiotecnología, con el fin de elaborar aminoácidos, proteínas, moléculas y células con características únicas. Estos productos serán organizados en nuevos procesos fabriles que podrían reemplazar a las máquinas convencionales y a los trabajadores." [2]

Estas afirmaciones recuerdan a las acusaciones de los Luditas; un grupo de trabajadores de finales del siglo XVIII que durante la revolución industrial en Inglaterra, decían que las maquinas de aquella época los despojarían de su trabajo; por lo que terminaron organizándose y destruyendo las maquinas textiles que estaban comenzando a cambiar el modo de producir telas para vestir. [3]. Lo que no mencionaban los Luditas de aquella época -y que tampoco lo hace el Grupo ETC- es la necesidad de resolver problemas urgentes en el mundo, y de las herramientas que aportan estas tecnologías para resolverlos. Pero además, olvidan que todas estas tecnologías también crean nuevos puestos de trabajos que sustituyen a los viejos.  

Prohibir hasta la investigación 


Seis años después, Silvia Ribeiro, la periodista Uruguaya y Directora para Latinoamérica del Grupo ETC, y con base en México, volvió a hacer patente el deseo del grupo para lograr una prohibición de la nanotecnología y su investigación. En su columna semanal en el periódico La Jornada, con el título De riesgo a realidad: muertes por nanotecnología [4], volvió a asegurar que no existen protocolos y que debe ser prohibida incluso la investigación científica:

Avizorando todo esto, el Grupo ETC propone desde 2003 una moratoria a la liberación comercial de productos con base nanotecnológica, e incluso a la investigación hasta definir claros protocolos de investigación, supervisados en forma independiente. Nos llamaron enemigos de la ciencia y la tecnología. ¿Cuántos muertos se necesitarán para que se aplique el principio de precaución y las industrias, gobiernos y científicos acríticos dejen de usar al público como conejillos de indias? [4]

sábado, 20 de mayo de 2017

Ranas que fluorescen

El fenómeno de fluorescencia ocurre cuando un cuerpo absorbe una luz cuya longitud de onda es pequeña (luz azul) y es reemitida con una longitud de onda mayor (luz verde o roja). Este proceso de absorción y reemisión de la luz ocurre en un lapso de tiempo muy corto; del orden de los nanosegundos [la milmillonésima parte de un segundo]. Por lo cual se considera que este fenómeno ocurre de manera instantánea.

El fenómeno de la fluorescencia es poco común en los tetrápodos [familia de animales de cuatro extremidades que incluye a mamíferos, aves, reptiles y anfibios]. En el pasado, se observó este fenómeno sólo en los loros y las tortugas marinas. Sin embargo, Carlos Taboada y un equipo interdisciplinario de investigadores argentinos, reportaron que las Ranas Arborícolas Comunes de Sudamérica o Hypsiboas punctatus exhiben el fenómeno de la fluorescencia. Los investigadores reportaron que la fluorescencia es producida por una combinación de emisiones de las glándulas de la piel y la linfa [líquido transparente que recorre los vasos linfáticos], junto con células pigmentadas dentro de la piel. Los investigadores subrayan que la luz reemitida por las ranas coincide con el rango de sensibilidad de la visión nocturna de los anfibios. Estos dos hechos manifiestan la importancia del estudio de los pigmentos de los anfibios y la potencial relevancia de la fluorescencia en la precepción visual de estos animales.  

Imagen de Julián Faivovich y Carlos Taboada.

REFERENCIA

Taboada, C., Brunetti, A. E., Pedron, F. N., Neto, F. C., Estrin, D. A., Bari, S. E., ... & Faivovich, J. (2017). Naturally occurring fluorescence in frogs. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201701053.

viernes, 19 de mayo de 2017

¿Cómo se desarrolla una enfermedad dentro del núcleo célula?

Esta yuxtaposición de imágenes muestra los poros en la membrana del núcleo celular (núcleoporos), e ilustran el avance en la generación de imágenes en la biología en el último siglo. La imagen de la izquierda es una micrografía electrónica tomada en 1953 por Joseph G. Gail y muestra el campo de núcleoporos. La imagen de la derecha tomada en 2016 por el mismo investigador y Steven L. McKnight y sus colegas usando microscopía de alta resolución para mostrar cómo se fijan la Prolina (arginina poli-dipéptida), un aminoácido, al centro del canal del nucleoporo. Esta Prolina es una toxina y se producen en la forma más común de esclerosis lateral amiotrófica hereditaria, la misma enfermedad que padece el Físico teórico Stephen Hawking. La periferia del nucleoporo se visualizó con anticuerpos que se adhieren a la proteína gp210 en azul. La imagen se publicó esta semana en la revista PNAS y muestra el rol que juega el transporte entre el núcleo y citoplasma [la parte líquida entre el núcleo celular y la membrana celular], llevado a cabo por los nucleoporos, en el desarrollo y evolución de las enfermedades.

Imagen de Zehra F. NizamiJoseph G. Gall.

REFERENCIA

Shi, K. Y., Mori, E., Nizami, Z. F., Lin, Y., Kato, M., Xiang, S., ... & McKnight, S. L. (2017). Toxic PRn poly-dipeptides encoded by the C9orf72 repeat expansion block nuclear import and export. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201620293.

domingo, 7 de mayo de 2017

Impactar el agua sin hacerse daño

Las aves como los alcatraces son capaces de zambullirse en las aguas del océano a gran velocidad sin sufrir daño en su cabeza. A pesar de la gran velocidad con la que impactan el agua. El investigador Chang y sus colaboradores realizaron una serie de experimentos controlados y encontraron que la hidrodinámica en la cabeza del estas aves podría inducir un cierto pandeo en el cuello que es resistido por los fuertes músculos y la elasticidad de estos, permitiendo a la las aves sobrevivir la compresión durante el imparto. También, el estudio mostró que las aves poseen un control preciso de la velocidad del impacto lo cual le permite evitar daños.

Imagen Brian Chang y Sunghwan Jung

REFERENCIA

Chang, B., Croson, M., Straker, L., Gart, S., Dove, C., Gerwin, J., & Jung, S. (2016). How seabirds plunge-dive without injuries. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201608628.

miércoles, 26 de abril de 2017

Músculos Artificiales

En la imagen de observa un textil tejido hecho a partir de un “músculo” artificial de polímero enroscado. Carter S. Haines y sus colaboradores publicaron su investigación en la revista PNAS de estas fibras hechas de nylon, que al ser tejidas y enroscadas, responden a los estímulos térmicos y eléctricos de calentamiento, lo que les permite contraerse un 30%. Estos textiles inteligentes podrían ser usados para ajustar la porosidad de las prendas en respuesta al incremento de la temperatura corporal. 

Imagen Carter S. Haines y Na Li.

REFERENCIA

Haines, C. S., Li, N., Spinks, G. M., Aliev, A. E., Di, J., & Baughman, R. H. (2016). New twist on artificial muscles. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201605273.

martes, 25 de abril de 2017

Allolevivirus Qβ y su estructura

El Allolevivirus Qβ es un virus de forma icosaedrica que mide unos 25 nanometros de tamaño, capaz de infectar a plantas, animales y bacterias. El investigador Karl V. Gorzelnik y sus colaboradores determinaron la estructura de este virus por medio de una técnica de Criomicroscopía electrónica; esta técnica permite estudiar las muestras a una temperatura criogénica [190º C por debajo del cero] y permite obtener una imagen en tres dimensiones a través de la retroproyección de una imagen en dos dimensiones. La imagen que se observa es una representación artística hecha a partir de las imágenes originales obtenidas de la criomicroscopía. En color blanco y amarillo se observa el ácido ribonucleico (RNA) y en morado la Proteína de Maduración A2, esta proteína es la que permite que el virus tenga acceso a la célula que infecta. La investigación proporciona información de la manera en cómo ocurren las infecciones por virus de cadena única [es decir que constan de un único filamento de RNA] y del empaquetamiento del genoma de éste tipo de virus. 

Imagen de Junjie Zhang.

REFERENCIA

Gorzelnik, K. V., Cui, Z., Reed, C. A., Jakana, J., Young, R., & Zhang, J. (2016). Asymmetric cryo-EM structure of the canonical Allolevivirus Qβ reveals a single maturation protein and the genomic ssRNA in situ. Proceedings of the National Academy of Sciences, 113(41), 11519-11524.

lunes, 24 de abril de 2017

¿Los seres humanos somos violentos por naturaleza o es la civilización la que nos hace ser violentos?

Estas pregunta fue la que intentaron contestar un grupo de científicos Españoles que analizaron a 1'024 especies de mamíferos y detallaron su contexto filogenético e histórico. Concluyeron que la violencia dentro de la especie humana es algo en común que se comparte con los primates, y posee raíces evolutivas. Mientras que la civilización, la organización social y la cultura ayudan a mitigar y aumentan la paz, debido a que éstas proporcionan una mejor capacidad para resolver conflictos. En la imagen podemos observar el árbol filogenético junto con el nivel de agresividad de la especie que está relacionado con el color asignado a su rama filogenética. El color gris denota ausencia de agresión letal y la agresividad aumenta del amarillo al rojo. La posición de los humanos se indica con una flecha roja.

REFERENCIA

Gómez, J. M., Verdú, M., González-Megías, A., & Méndez, M. (2016). The phylogenetic roots of human lethal violence. Nature.

jueves, 20 de abril de 2017

Luteina en los mamíferos

El Murciélago Blanco Hondureño, cuyo nombre científico es Ectophylla alba, que también habita Costa Rica posee una coloración amarilla en su nariz y orejas. Un grupo de investigadores de España y Costa Rica han descubierto que el color amarillo se debe a un pigmento natural conocido como Luteína. Si bien, se ha observado este tipo de pigmentación en aves, peces, anfibios y reptiles, es la primera vez que se observa en un mamífero. Los seres humanos, que también son mamíferos, hacen uso la Luteína para mantener la mácula del ojo [parte de la retina del ojo que se especializa en detectar los detalles finos]. Debido a la capacidad de estos murciélagos para asimilar y depositar la luteína en su piel, podría resultar de sumo interés estudiar cómo se metaboliza y la función de la Luteína en los mamíferos.

Imagen de Sharlene E. Santana

REFERENCIA

Galván, I., Garrido-Fernández, J., Ríos, J., Pérez-Gálvez, A., Rodríguez-Herrera, B., & Negro, J. J. (2016). Tropical bat as mammalian model for skin carotenoid metabolism. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201609724.

miércoles, 19 de abril de 2017

Creando nuevas nanopuntas

El investigador Moh'd Rezeq y sus colegas desarrollaron una nueva técnica para fabricar nanopuntas. Esta nueva técnica se basa en el control de la reacción química entre el nitrógeno en estado gaseoso con la superficie de átomos de tungsteno. Con esta técnica lograron generar nanopuntas de un sólo átomo y con un tamaño de vértice de al rededor de 10 nanómetros. En la imagen se observa la punta de una aguja de Tungsteno ordinaria, obtenida con la ayuda de una nanopunta fabricada por los investigadores montada dentro de un microscopio de efecto túnel. Las pequeñas esferas sobre su superficie son átomos individuales. Las manchas alargadas de color rojo que se observan son átomos en movimiento durante el proceso de generación de la imagen, el cual duró 1 segundo. 

REFERENCIA

Rezeq, M. D., Pitters, J., & Wolkow, R. (2006). Tungsten nanotip fabrication by spatially controlled field-assisted reaction with nitrogen. The Journal of chemical physics, 124(20), 204716.

martes, 18 de abril de 2017

Perdiendo el microbioma

Trillones de bacterias viven en los intestinos de los primates (conocido como microbioma), contribuyendo al metabolismo, al desarrollo del sistema inmune y a la resistencia a patógenos. Las perturbaciones en estas bacterias están asociadas con enfermedades humanas del sistema autoinmune y del metabolismo que son frecuentes en las sociedades occidentales. Jonathan B. Clayton y sus colaboradores midieron las comunidades microbianas del intestino y la dieta de varias especies de primates que viven en la naturaleza, en santuarios, y en cautiverio. Los investigadores encontraron que el cautiverio y la pérdida de fibra en la dieta en los primates no humanos está asociada con la pérdida del microbioma nativo del intestino haciéndolo más parecido al microbioma del humano moderno, sugiriendo que procesos paralelos podrían estar dirigiendo las recientes pérdidas del núcleo de la biodiversidad microbiana en los seres humanos.

En la imagen se observa un Duc de Canillas rojas o simio disfrazado una especie de primate originario del sudeste asiático y que fue incluido dentro del estudio.

Imagen de Bui Van Tan (2013)

REFERENCIA

Clayton, J. B., Vangay, P., Huang, H., Ward, T., Hillmann, B. M., Al-Ghalith, G. A., ... & Cabana, F. (2016). Captivity humanizes the primate microbiome. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201521835.

lunes, 17 de abril de 2017

Marcando el Cáncer

Se pueden identificar diferente tipos de células con ayuda de proteínas o colorantes; conocidos como marcadores, estos brillan al aplicarles cierto tipo especifico de luz. Con esta idea en mente, los biólogos han desarrollado Circuitos Genéticos, como el que se observa en la imagen, los cuales son un medio de marcar el cáncer, y pueden ayudar a discernir células malignas de las células normales. En la imagen se observan células cancerígenas de pulmón, malignas, (rojo) y premalignas (azul) mostrando un circuito de marcadores de cáncer. Las “salidas” del circuito (verde) sólo se activan si dos transcripciones de las células se activan, pero debido falta de la homogeneidad de las células la eficiencia del marcado permanece como un reto mayor. El investigador Mathieu Morel y sus colaboradores desarrollaron un experimento cuantitativo con células individuales; usando un modelo de cultivo de tumor in vitro se reveló que hay una perdida en la sensibilidad del marcado a medida que se hace más específico éste. Por lo tanto, es necesario mejorar estas técnicas de marcado para poder usarla como un medio para combatir el cáncer.

Imagen Mathieu Morel

REFERENCIA

Morel, M., Shtrahman, R., Rotter, V., Nissim, L., & Bar-Ziv, R. H. (2016). Cellular heterogeneity mediates inherent sensitivity–specificity tradeoff in cancer targeting by synthetic circuits. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201604391.